Archivo del Junio, 2011

Los guardianes del cambio social

Bill Sotokoto 11 07 Credit Yusuke Abe 300x199 Los guardianes del cambio socialEncontrar soluciones a los problemas sociales del siglo XXI no es un camino fácil, pero cada vez son más los emprendedores dispuestos a recorrerlo para cambiar el mundo con sus ideas. La figura del emprendedor social, altruista de base que mira más allá del mero beneficio económico, se ha convertido en una fuerza indiscutible para afrontar los retos de la globalización y luchar contra las injusticias sociales. Hace poco pude aportar mi pequeño grano de arena a premiar el reconocimiento de esta figura, tan necesaria en nuestra sociedad, cada vez más polarizada. Fue en Oviedo, donde tuve la gran oportunidad de formar parte de los 21 miembros del jurado del Premio Príncipe de Asturias de Cooperación Internacional. La decisión final ―había muy buenas candidaturas, merecedoras del premio― no fue fácil. Después de deliberar durante horas a puerta cerrada, nos decantamos por otorgar el galardón a Bill Drayton, fundador y presidente de Ashoka, por su labor extraordinaria y su trabajo pionero en el campo del emprendimiento social.

La organización de Bill Drayton lleva ya más de treinta años apoyando a emprendedores sociales y ayudándoles a poner en marcha proyectos innovadores que, a lo largo de los años, han conseguido subsanar miles de problemas sociales alrededor del mundo. La labor social de organizaciones como Ashoka es crucial para mejorar el mundo en el que vivimos. La humanidad necesita hombres y mujeres con ideales sociales, que estén dispuestos a entregar sus carreras profesionales para paliar las carencias más importantes de nuestra sociedad y que busquen generar valor social por encima del beneficio económico. En ESADE, conscientes de que la figura del emprendedor social es un motor de transformación imprescindible para el cambio social, hemos lanzado Momentum Project, una iniciativa conjunta con el BBVA, que cuenta con la alianza de Ashoka. Este proyecto tiene como fin último ofrecer formación y apoyo a los emprendedores sociales más prometedores para escalar el impacto de sus ideas y provocar cambios sociales que mejoren la vida de las personas. El compromiso por la responsabilidad social es una parte intrínseca de nuestra enseñanza y uno de los valores clave de ESADE. Velar por ofrecer apoyo a los emprendedores socialmente comprometidos dentro y fuera de las aulas es, y será siempre, una de nuestras misiones prioritarias como escuela de negocios.

- | , Permalink

Israel, una nación de emprendedores

emprendedores israel1 300x225 Israel, una nación de emprendedoresIsrael es un país con un fuerte espíritu emprendedor. Algunos expertos lo han bautizado como el Silicon Valley II, por su alta capacidad innovadora y su posición pionera en tecnología. Cuando desde ESADE Alumni y un grupo de empresarios de FemCAT me propusieron hacer un viaje de benchmarking al clúster high-tech de Tel Aviv, acepté sin dudarlo. Durante el viaje, me surgieron todo tipo de preguntas. ¿Cómo es la vida de un emprendedor en Israel? ¿Qué rasgos le diferencian del resto? ¿Qué ha sido de los antiguos alumnos que trabajan en Israel? ¿Cómo un país tan pequeño ha logrado atraer tantas firmas de capital riesgo? Al llegar allí, uno de nuestros primeros encuentros tuvo lugar en las instalaciones de Intel y de HP, dos centros de donde han salido algunas de las innovaciones más exitosas de estas dos multinacionales. Esa noche, compartimos opiniones cenando con emprendedores israelíes, representantes de HP y antiguos alumnos que llevan años trabajando en Israel donde desempeñan cargos de responsabilidad. “Failure is not an option”, recuerdo que señaló uno de los emprendedores con los que conversé. Fue una de las frases que me quedó más grabada del viaje. Los israelíes tienen un concepto particular del fracaso. No lo ven, por norma general, como algo negativo que hay que evitar, sino como una oportunidad para obtener información valiosa y progresar. Esta actitud positiva con respecto al fracaso es, probablemente, una de las bases de su gran éxito empresarial. Y es que saber asumir riesgos y no tener miedo a fracasar, en Israel y en cualquier lugar del mundo, es una de las claves para ser un emprendedor exitoso.

Mentalidad global
Otro de los rasgos característicos de los emprendedores israelíes que conocí es su mentalidad global. Quienes se inician en el arte del entrepreneurship en Israel son muy conscientes de que el país es pequeño y de que necesitan pensar en un mercado global. Saben que uno de los secretos para hacer crecer sus ideas de negocio es encontrar a inversores con una amplia experiencia internacional. Esta visión global probablemente ha sido uno de los motores que explican el notable crecimiento de las start ups tecnológicas y de las inversiones en capital riesgo en los últimos años. Otro valor añadido del carácter emprendedor israelí es que tienen muy arraigado el concepto de innovación abierta (open innovation), y son muy conscientes de la importancia de establecer sinergias entre grandes y pequeñas empresas para desarrollar estrategias innovadoras. La fuerte apuesta de este pequeño país de Oriente Medio por la innovación y el sector high-tech ha traído al mercado muchas de las tecnologías que han revolucionado el mundo, desde la invención de las memorias USB hasta el desarrollo del primer teléfono móvil y la mayor parte de los sistemas operativos Windows NT y XP. Israel es hoy uno de los países con más patentes registradas en todo el mundo. Es, en definitiva, un país ciertamente atractivo para aquellos emprendedores tecnológicos que estén abiertos a explorar nuevos mercados.

- | , , Permalink