La universidad como espacio de libertad

libertad4 La universidad como espacio de libertadEl siglo IX vio el nacimiento de las primeras universidades ligadas a la idea de la libertad académica. Ha transcurrido mucho tiempo desde entonces y, con gran pesar, constato que la historia en ocasiones no sólo engrandece el lugar de la universidad y sus innumerables aportaciones a la sociedad  sino que lo tiñe, de forma condenable, de sangre y violencia.

La reciente masacre de 148 estudiantes católicos en el campus del Garissa University College de Kenia a manos de un grupo fundamentalista islámico, generan absoluto estupor e impotencia. Al conocer la noticia el pasado 2 de abril, sentí sobre todo una imperante necesidad de manifestar mi rechazo ante semejante barbarie y decir BASTA.

Después de Pakistán, Nigeria y Sudán del Sur, Kenia es el cuarto país que ha sufrido un ataque terrorista dirigido a estudiantes y centros educativos. Estas acciones son crímenes contra la humanidad, sucesos para los cuales no existe entendimiento posible.

La búsqueda de la verdad

La universidad, tal como fue definida siglos atrás, es y debe seguir siendo un espacio en el que predomine la libertad de pensamiento y de creencias porque es un lugar en que, si existe una fe, esta se resume en la siguiente frase: la búsqueda permanente de la verdad.

La universidad se debe a la investigación, al estudio y a la ciencia como vías para enriquecer y mejorar nuestra sociedad, promoviendo el diálogo respetuoso, la justicia y el progreso. Nada más alejado de la idea de universidad que las imposiciones y los dogmas.

garissa university1 La universidad como espacio de libertadEn un claustro universitario no hay lugar para las armas, porque las ideas se combaten a través del debate y el único poder omnipresente es la permanente ansia de saber, puesta de manifiesto en cada estudiante que asiste a  las clases. Por ello, me uno al sentir de la comunidad internacional y a lo expresado por UNIJES, la federación de Universidades Jesuitas de España, con respecto a este atroz suceso.

Creo firmemente que el entendimiento entre todos los ciudadanos, independientemente de la religión que profesen, es el principio fundamental para la convivencia democrática entre los pueblos. Por ello, y pese a los intentos de silenciarla y politizarla, debemos luchar para que en todo el mundo la universidad siga siendo un espacio abierto a la tolerancia y al debate civilizado.

Related posts:

- | , , , , , ,

Deja un comentario

El email no se publicará

*

*

*

You can use these tags and attributes HTMl: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

*