Una radiografía detallada de la situación emprendedora en España

libro blanco 300x200 Una radiografía detallada de la situación emprendedora en EspañaEl pasado jueves fuimos al Palacio de la Zarzuela a visitar al Príncipe de Asturias y de Girona para entregarle el Libro Blanco de la Iniciativa Emprendedora en España. El libro, impulsado por la Fundación Príncipe de Girona, ha sido fruto de un año de intenso trabajo de nuestros investigadores expertos en entrepreneurship. El estudio ofrece una radiografía detallada de la situación emprendedora en nuestro país, en comparación con otros países, y profundiza en aspectos orientados a impulsar la iniciativa emprendedora en España.

Los resultados del estudio –liderado por Luisa Alemany, directora del ESADE Entrepreneurship Institute– demuestran que todavía nos queda un largo camino por recorrer. La cifra de emprendedores en España continúa siendo baja: sólo el 5 % de la población emprende, aunque la mitad de los que emprenden son jóvenes. Algunos de los condicionantes principales de la falta de iniciativa emprendedora son el miedo al fracaso, la aversión al riesgo –sólo el 12 % de los españoles se consideran arriesgados– y la poca creatividad. Estas son, precisamente, las tres características que mejor definen a un buen emprendedor. El estudio también constata que la figura del emprendedor en España no está tan bien considerada como en otros países. Ser emprendedor sólo tiene un índice de popularidad del 48 % en España, mientras que en Estados Unidos llega al 73 %. Es otro factor que, sin duda, también podría estar contribuyendo a los bajos índices de emprendimiento en España. La pregunta clave es: ¿Cómo podemos conseguir fomentar la iniciativa emprendedora en nuestro país? Según el estudio, una de las claves pasaría por dedicar esfuerzos a impulsar la cultura del entrepreneurship desde la educación. Esto es, que las nuevas generaciones aprendan, desde la enseñanza primaria, que ser un emprendedor es positivo, y que el fracaso y el riesgo pueden ser oportunidades y factores de cambio positivo.

Reforzar la cultura del entrepreneurship en la universidad –donde pueden empezar a gestarse los primeros proyectos emprendedores– también es un aspecto clave para impulsar este cambio de mentalidad. En ESADE, trabajamos el valor del entrepreneurship en las aulas y animamos a nuestros alumnos a emprender. Dedicamos esfuerzos para que salgan de nuestras aulas emprendedores globales, porque somos conscientes de que serán estas nuevas generaciones –las que tengan una mentalidad global– las que ayudarán a crear empresas competitivas, con visión de futuro.

Después del Libro Blanco, el paso siguiente –según me explica Luisa Alemany– será impulsar un nuevo proyecto para fomentar la iniciativa emprendedora en las escuelas. El objetivo final para los próximos años es proponer un nuevo modelo educativo para la enseñanza primaria que favorezca este cambio cultural.

Related posts:

- | ,